El rol de los analistas QA en tiempos de crisis

Por Melina Nogueira, Directora de Tecnología en Arbusta

Analista QA

Equipos de QA & Software Testing en las oficinas de Medellín (Colombia) de Arbusta

En un tiempo y una era en que el software es ubicuo ya que está en todos lados y resulta esencial como herramienta para hacer viable la interacción con clientes, prospectos y proveedores, crece la importancia de que las soluciones ofrezcan una experiencia ideal. En paralelo, y con la irrupción impensada del COVID-19 en nuestras vidas, la situación sanitaria y socioeconómica cambió rotundamente en pocas semanas, representando un trascendente desafío como personas, organizaciones y, por ende, como sociedad. La llamada “Transformación digital” se aceleró sin precedentes para los que todavía estaban dudando si era o no el momento de montar servicios en la nube, tener equipos geo-distribuidos y flujos 100% omnicanales digitales. 

Estos procesos de cambio no hicieron más que exigirle más al ecosistema de generación de plataformas y software que permite que muchas empresas “sigan operando” de forma online, con especial foco en la calidad de sus activos digitales. 

Aplicaciones de banca digital, entrega de pedidos, seguros online, plataformas de marketplace, sistemas internos de grandes compañías que permiten mantener los “workflows” activos en un mundo en el cual lo único que se mantiene operando son aquellas funcionalidades que tienen base tecnológica.

Ahora bien, ¿qué hace y cuál es el rol que le cabe al experto que trabaja de analista QA, también conocido como analista de control de calidad, en una empresa o área de desarrollo de software? ¿Cuáles son las tareas concretas que quedan bajo el mando de este profesional, y por qué es importante un analista QA y más en este contexto? Este especialista tiene precisamente la responsabilidad de evitar los bloqueos del software y la concomitante mala experiencia para los usuarios. También tiene que asegurar que las soluciones funcionen correctamente en todos los sistemas operativos, y que nunca falten características clave. Por lo tanto, es un eslabón vital para el proceso de desarrollo. 

En efecto: el rol de un analista QA es el de tester y solucionador de problemas. Tiene que probar sitios web, herramientas o aplicaciones, con el fin de detectar inconvenientes, documentar cualquier problema y garantizar que se corrijan los errores. Además su tarea incluye hacer sugerencias para que el software funcione mejor. Esto contempla tanto el nuevo software, como el que necesita actualizarse. 

O sea que el analista QA no solo asegura que el software salga libre de errores, sino que también trabaja para lograr un alto nivel de satisfacción del usuario de manera continua en aplicaciones y plataformas que están en línea.

ANALISTA QA

Analistas QA

Lo que hacen estos profesionales es tratar de “romper el software” tantas veces como sea posible; y al hacerlo evitan que los errores lleguen a la fase de producción, es decir, a la experiencia del usuario final. Luego de la corrección de los problemas, deben volver a testear la solución, tratando de encontrar cualquier vulnerabilidad. Es decir que al identificar un inconveniente, el analista QA en primer lugar procurará descubrir las razones que lo están causando; luego formará parte de la solución, resolviendo el problema lo antes posible; y finalmente se asegurará de que el mismo problema no vuelva a ocurrir en el futuro. Para ello el analista QA generará un informe que enumera los nuevos cambios, a fin de explicar las pruebas y los ajustes realizados.

APROBACIÓN FINAL

Un dato clave es que recién cuando este experto aprueba el lanzamiento, el programa, el site o la aplicación podrá salir al ruedo. Nunca antes. Si en el pasado un tester solía intervenir al final del proceso de desarrollo, las nuevas prácticas conducen a que lo haga a lo largo de todo el ciclo de vida, incluyendo la gestión de requisitos, el diseño, la codificación, las pruebas y la gestión de versiones. Con la adopción de metodologías como agile y el avance de DevOps, el desarrollo de software y los ciclos de lanzamiento se hicieron mucho más cortos. Esto requiere que el software se esté probando continuamente.

Más que analizar el producto, el analista QA se enfoca en el proceso. Debe crear un plan de pruebas con los correspondientes casos de validación, luego registrar los incidentes o bugs, efectuar el seguimiento de los mismos, intervenir en la instancia de mejora continua y generar reportes.

De tal suerte estos analistas no son solo evaluadores, sino que deben ser una parte instrumental de las fases de planificación y estrategia del software. De otra forma crecen las chances de que se extiendan los ciclos de prueba, y que se tornen más engorrosos.

Así las cosas, hoy los analistas de garantía de calidad trabajan en forma muy estrecha con los desarrolladores. Y también con los analistas comerciales, a efectos de validar los casos de prueba. De esta manera respaldan la planificación, el diseño y la ejecución de los testeos (y esto tanto para testing funcional como para testing mobile y testing automation o automatizado).

DEMANDA ENCENDIDA

Dado que el papel del aseguramiento de la calidad del software en las organizaciones nunca ha sido más importante, el rol de analista QA hoy tiene gran demanda. En los Estados Unidos fue referido como uno de los trabajos que genera más felicidad, entre otras cosas por sus salarios más que atractivos. Y se estima que entre 2015 y 2025 los niveles de empleo previstos para este rol crecerán un 15%. La escena de la economía 4.0 va dando lugar a nuevas profesiones, que están llamadas a tener un papel fundamental en los años por venir. La de los analistas QA claramente se encuentra entre ellas donde la calidad digital no puede esperar en tiempos de pandemia. 

¿Te interesa que hablemos sobre cómo los equipos de Arbusta pueden contribuir al aseguramiento de la calidad de tu plataforma, aplicación o sitio? Escríbenos a [email protected] para que podamos iniciar una conversación.

MÁS INFORMACIÓN

¿Sabes qué es Arbusta? <

¿Conoces nuestra magia? <