A lo largo del tiempo, la tecnología ha sufrido incontables transformaciones a la hora de hablar del entorno de atención al cliente. La Inteligencia Artificial para servicios tecnológicos son el resultado de la revolución que estamos viviendo.

Como resultado surgieron los denominados chatbots (bots conversacionales), que son sistemas de inteligencia artificial que pueden mantener una conversación con una persona utilizando el lenguaje natural.

ACERCA DE LOS BOTS

Estos bots, a su vez, requieren de programación y aprendizaje para su correcto funcionamiento. Es decir, un humano lo tiene que “llenar” de conocimiento de manera que pueda ser lo más preciso posible. Esto se llama servicio de interacciones.

Estos sistemas de inteligencia son como agentes virtuales capaces de interactuar con humanos, que incluyen respuestas más complejas según las posibilidades de cada plataforma con la que se integre.

POR QUÉ SON UNA BUENA IDEA LOS BOTS

Los bots pueden responder una gran variedad de cuestiones y así es que se puede brindar una nueva experiencia de usuario. Sin embargo, para que se genere una buena experiencia, el bot requiere de una personalidad. Aquí es donde aparece el concepto de machine learning: la máquina aprende y se alimenta de datos que le da el humano. Es decir, la información se la brindará la persona que “eduque” al bot.

NUESTRA ALIANZA CON AIVO

En ese marco, Arbusta en alianza con AIVO (Inteligencia Artificial para servicios tecnológicos) presenta un nuevo servicio de atención digital omnicanal para poder atender simultáneamente miles de interacciones de usuarios. Éste funciona a través de Inteligencia Artificial + automatización + operadores de Arbusta, basado en un modelo de negocio dinámico y eficiente.

CONCLUSIÓN

Arbusta a lo largo de su transcurso en la industria tecnológica ha ido incorporando más servicios basados en Inteligencia Artificial. Sabemos que es escencial para las empresas mejorar ciertas áreas de sus servicios.

Muchas gracias por leernos. Esperamos verte en nuestra próxima entrada

Redacción Arbusta – Betiana Tetti / Gimena Espinoza