MELINA NOGUEIRA DE ARBUSTA: “EL TALENTO ESTÁ EN TODAS PARTES, HAY QUE DESCUBRIRLO, POTENCIARLO, GUIARLO Y PONERLO A TRABAJAR DENTRO DE LA ORGANIZACIÓN”

Como bien explica  Melina Nogueira de Arbusta:  “El talento está en todas partes, hay que descubrirlo, potenciarlo, guiarlo, y ponerlo a trabajar dentro de la organización”.

Arbusta busca cerrar la inmensa brecha que hay entre la oferta y la demanda de recursos de TI empoderando a los jóvenes en contextos vulnerables para que sean ellos los encargados de brindar los servicios que están demandando las grandes empresas. Una iniciativa regional con el sello de la sustentabilidad.

La servificación es un fenómeno que fue ganando progresivamente el mercado en la medida en que las empresas necesitaron enfocarse fuertemente en su core business para ser más competitivas. Dado que hoy la complejidad y la especialización se han vuelto dueñas y señoras de muchos procesos. Dicho núcleo se ha fragmentado-fisionado-microsegmentado, promoviendo la aparición de nuevos jugadores que tendieron a formar un ecosistema de servicios donde las organizaciones podían tercerizar aquello que (incluso siendo parte de core business) no era rentable o eficiente ejecutar in house.

Claro está, el fenómeno del que estamos dando cuenta se da también en el universo del desarrollo de software. Arbusta se insertó dentro de ese ecosistema, persiguiendo un objetivo de negocios y otro social. Nació como emprendimiento en 2013 en Rosario, Santa Fe (Argentina). Fue incubada dentro de Njambre y se expandió a Buenos Aires, y Medellín en 2015.

En febrero de éste año desembarcó en Montevideo para dar servicios de aseguramiento de la calidad de los datos (como insumo de la inteligencia de negocios, y los sistemas analíticos) y testeo de software, entre otros.

EL TALENTO ESTÁ EN TODAS PARTES

Melina Nogueira, directora de Tecnología de Arbusta, explica que “hay una necesidad muy grande de talento digital que no está cubierta”. Hoy por hoy, mi hijo de dos años tendría pleno empleo si se dedicara a temas de desarrollo web, por ejemplo. Pero también hay indicadores socio-económicos en América Latina vinculados a gente que no está trabajando y que no está estudiando.

En 2013, al momento de arrancar con Arbusta, los números hablaban de 20 millones de jóvenes en América Latina que no estaban integrados en el sistema educativo ni trabajando de manera formal por falta de oportunidades reales que les permitieran desplegar todo su potencial.

Muchas gracias IT SITIO por la crónica. Te invitamos a leerla completa haciendo click acá.