Holocracia: hacia equipos autónomos y plenos

Andres Silva en Arbusta - Holocracia

¿Cuáles son las ventajas de evolucionar hacia modelos holocráticos de gestión organizacional? ¿Cómo acompañar a las organizaciones para potenciar la confianza y el desarrollo de equipos más autónomos, ágiles y adaptativos? ¿Cómo potenciamos a los líderes en esa transición? ¿Qué tienen que hacer las organizaciones para adaptarse a la complejidad que atravesamos?

Estas fueron algunas de las preguntas que buscó responder Andrés Silva Chaves, emprendedor paraguayo y socio fundador de Okara, la Fundación Teletón y Technoma, en una charla virtual para el equipo de Arbusta el pasado viernes 14 de agosto, en la cual participaron 80 colaboradores conectados desde sus hogares en Argentina, Colombia y Uruguay. Bajo el título “Liderazgo en Equipo: Procesos adaptativos, evolutivos y ágiles en nuevos tiempos”, el consultor compartió con los equipos de Arbusta sus principales aprendizajes a partir de su experiencia en implementaciones del sistema de gestión conocido con el nombre de holocracia

En los primeros minutos de la charla, Andrés Silva Chaves quien colaboró con Arbusta en sus primeros pasos para la adopción de este modelo- comenzó introduciendo los beneficios de animarse a probar soluciones que pongan en jaque a los tradicionales organigramas. Y, aún más, Silva Chaves actualizó la importancia de iniciar estas transformaciones en un contexto tan complejo como el que nos atraviesa en 2020 debido a la pandemia del covid-19.   

“Nunca lo global y lo local se hicieron tan latentes como ahora. El cambio radical que trajo consigo el COVID-19 puso todavía más en evidencia las transformaciones que ya estábamos viviendo y para la que nos estábamos preparando”, explicó. Y agregó: “En el escenario actual son importantes quienes están buscando nuevas miradas y aproximaciones al mundo que nos rodea”. Y, según el emprendedor, una de ellas es la holocracia

¿QUÉ ES HOLOCRACIA?

Creado por Brian Robertson, fundador de Ternary Software, la holocracia es un sistema de gestión que se apoya en diferentes premisas. La holocracia propone una evolución del tradicional organigrama hacia estructuras más dinámicas y flexibles, donde en lugar de organizar personas, se busca organizar el trabajo; y en lugar de puestos, se piensa en función de roles necesarios para alcanzar los propósitos. La holocracia parte de la premisa de dar la máxima autonomía posible a los colaboradores. Como mencionó Emiliano Fazio, socio fundador de Arbusta: “La holocracia se basa en la autogestión, la plenitud  de las personas que forman parte de la organización y el propósito evolutivo”.

Organigrama y holocracia - Arbusta

“La autogestión que propone la holocracia nos enfrenta a algo muy desafiante que tiene que ver con una confianza casi radical de que las personas pueden resolver lo que tienen que resolver con elevados niveles de autonomía”, resumió Silva Chaves. Pero esta libertad funciona siempre y cuando sus límites estén claramente establecidos. “Para que suceda, al igual que en un partido de fútbol, tiene que estar marcada la cancha”, agregó el emprendedor.

“La holocracia implica una confianza radical en la capacidad de las personas de resolver con autonomía los desafíos”

A diferencia de lo que puede pensarse, en la holocracia los resultados no quedan fuera del cuadro. Al contrario, funcionan como parte del motor que le da impulso al sistema. De hecho, este modelo busca que las organizaciones sean capaces de reaccionar de manera más ágil frente a los cambios externos y, por lo tanto, que logren sacar ventaja en escenarios tan fluctuantes como los actuales.

En este punto es cuando la autoexigencia de parte de cada colaborador entra en juego y se vuelve fundamental. Para que esa autoexigencia funcione y para lograr la plenitud de cada persona, la holocracia propone brindar a cada persona un espacio seguro.La holocracia es un sistema que permite darle forma a una estructura de la organización para que, por defecto, el empoderamiento de los colaboradores ya esté establecido. Yo invito a la gente a no usar la palabra ‘empoderamiento’ porque esto nos obliga preguntarnos: “esta afirmación, ¿en dónde me pone a mí como líder y en dónde al colaborador? Yo pienso en un liderazgo que actúa más como jardineros y no como protagonistas”, resumió Silva Chaves.

En resumidas cuentas, lejos de la utopía y cerca de la realidad, la holocracia emerge como un sistema innovador para repensar la administración de una organización. Uno que le habilita a cada uno de sus miembros la posibilidad de sentirse protagonista del organismo al que pertenece. “En definitiva, este modelo propone una jerarquía pero ya no de personas sino de roles y de propósitos. Eso define el trabajo que hacemos todos los días”, concluyó.

MÁS INFORMACIÓN

¿Sabes qué es Arbusta? <

¿Conoces nuestra magia? <